Tom Meighan: hemos vuelto a nuestras raíces en la gira por EE.UU.

En medio de la locura que una gira por EE.UU conlleva, Tom Meighan saca un hueco y se sienta a charlar con el periodista Andrew Shaw para la revista Buzzine. El frontman de Kasabian confiesa en esta entrevista las diferencias entre la gira por Norteamérica respecto a Europa y sobre todo, habla de Velociraptor! con el que, al igual que ocurre con el tour por EE.UU, ha regresado a los orígenes.

Desde sus comienzos tempranos con un gran sonido, los Kasabian de Inglaterra llegaron como la personificación de Rock ‘n’ Roll moderno. Desde pavonearse, canciones polémicas como Club Foot a los conceptos surrealistas de West Ryder Pauper Lunatic Asylum, los galardonados y reyes de festivales de Europa son famosos por sus directos, sus grabaciones energéticas y por hacer las cosas de forma diferente.

Habiendo estado cinco años sin pisar USA, los muchachos de Leicester vuelven a la carretera estatal con un nuevo álbum titulado Velociraptor!, y Andrew Shaw de Buzzine se pone al día en el medio de su gira 2012. En el oasis de calma que fue la Buzzine Sweet Suite en el Radisson de Austin, nos tomamos un momento tranquilo con el cantante Tom Meighan para hablar sobre el corazón, el alma y las inagotables ambiciones de la banda…

Andrew Shaw: En Velociraptor! regresasteis al estudio con Dan the Automator (quien mezcló con vosotros en West Ryder Pauper Lunatic Asylum también): ¿Por qué le volvisteis a llamar?

Tom Meighan: Es fácil trabajar con Dan the Automator , así que pensamos, ‘Bueno, ¿Por qué no?‘ [risas]. Tiene un gran oído para abrir nuestra música, y no sé lo que hace, pero hace algo. Probablemente le da más espacio… y es un tío simpático también. Definitivamente está ahí [risas]. Velociraptor! vino y dije ‘Volvamos a trabajar con Dan the Automator otra vez‘. Así que fue guay. Y el proceso – todo, grabarlo, es muy tranquilo. Grabamos como una banda de garaje rock. Es raro. Y no es como si nos hiciéramos unas pajas los unos a los otros. Como, “solo una palabra; tratando de hacerlo bien durante todo el día”. Hicimos varias tomas y escogemos la mejor o la que nos da la mejor sensación- y así es como trabajamos.

A.S: Tenéis todo ese espacio para extenderos y conseguir ese sonido Kasabian…

T.M: ¡Sí! somos muy “profesionales de estudio”. Estamos a bordo. Somos buenos en el estudio. Vamos derechos a ello. Dan the Automator ayuda en ello.

A.S: Sergio [Pizzorno] dijo una vez que como banda, Kasabian está muy consciente de la mojigatería en la música moderna. Creo que usó la frase “Ya nadie traspasa la línea.” ¿ Hubo un punto en Velociraptor! donde podríais decir, “esto es traspasar la línea”?

T.M: Básicamente, lo que Serge estaba diciendo ahí, es que intentamos no hacer lo que ya hemos hecho. Siempre intentamos reinventarnos a nosotros mismos en el modo en que una banda como Radiohead haría. O nos aproximamos a las cosas desde otro ángulo. [risas] La verdad es que no lo sé – Pero básicamente, Switchblade Smiles es la emergencia, el momento “traspasar la línea” – Lo tiene todo para ello.

A.S: Empezasteis la grabación a finales del 2010, y lanzasteis el álbum el año pasado. Ahora que has tenido tiempo para vivir con ello, ¿Qué es lo que más te gustó?

T.M: Cuando sacas un álbum, está ahí fuera, para que todo el mundo lo escuche, y ya no es tu bebé. Y estás muy orgulloso. Cuando estás en el estudio creándolo, compartiéndolo solo con unos pocos amigos o quien sea, le da un toque y es genial… pero cuando está ahí fuera, está ahí fuera de verdad… y es una locura, de verdad. La otra noche, Serge y yo estábamos en el bus de la gira, pusimos el disco – Velociraptor! – , nos fumamos un porro, tuvimos una charla y lo escuchamos. El álbum era tan bonito y colorido. Nos dimos una agradable palmadita en la espalda. No lo hacemos mucho, pero lo hicimos. Yo dije, “¿No es genial?” Y él dijo, “Sí, es genial, Tom, ¡Wow!”. Y fue como un “Bien hecho”. Pero, tu pregunta… ¿La cosa de la que esté más orgulloso del disco?… oh wow… todo es genial. Me gusta Neon Noon . la última canción del álbum. Es muy Pink Floyd, Wish You Were Here. Serg lo dijo, de todas formas. Simplemente es preciosa…

A.S: Desde vuestro primer disco, vuestras canciones han sido usadas en numerosos videojuegos, y es como si Kasabian consiguiese autorización en EA Sports, juegos FIFA casi cada vez que sacáis un álbum. ¿Cómo de extraño es cuando escuchas vuestras canciones así?

T.M: Poner tus canciones en juegos o lo que sea. Supongo que es una manera de llegar a gente que probablemente nunca ha oído hablar de ti, en algún lugar como Taiwan, donde nunca han oído hablar de tu grupo. Es bueno para eso, y creo que es bueno para bandas nuevas que están justamente empezando. Porque si eres adicto a un juego, siempre vas a escuchar la música, ¿no? Así que es muy inteligente. Yo personalmente no juego al FIFA de todas formas. Soy de Pro Evolution: esto va a romper corazones, pero lo siento .[Risas]

A.S: En lo que se refiere a vuestros videoclips, tenéis más control, obviamente…

T.M: Sí, la verdad. Los vídeos están todo bajo nuestro control. Siempre lo han estado…

A.S: De esos videos, ha habido muchas imágenes icónicas de Kasabian, ¿Con cuál te divertiste más grabando?

T.M: El único video que puedo decir que me divertí grabando es Re-Wired. Se supone que tenía que ser divertido, pero resultó ser dolorosamente divertido porque fue en octubre, y en octubre se supone que hace frio, y se supone que sería simple- Todo el día, fuimos grabados conduciendo coches; Serg estaba conduciendo un coche de huida, haciendo muchas maniobras que fueron muy divertidas… y resultó ser el día más caluroso de octubre en 40 años. [Risas] Llevábamos cuello alto – polos negros y abrigos grandes. Y hacía tanto calor. Era como un día de verano. Iba a ser fácil y divertido y resultó ser dolorosamente divertido…

A.S: Es como el video de los Beatles, de Help! ¿No?

T.M: SÍ, es genial. Jam roly-poly (postre tradicional británico) de los 60. Imagínate una huida de broma tipo Shane Meadows (director de This Is England), ya sabes: “Where is ya? Where are ya, love?” Esa cosa de Leicester en ello.

A.S: ¿Fue grabado en vuestra cuidad, Leicester?

T.M: No, pero tiene esa cosa de Leicester, lo que está guay. [risas]

A.S: Habéis estado de gira con algunas de las mejores actuaciones de rock en estadios del mundo con U2 y Oasis. Velociraptor! está lleno de canciones que suenan como si estuvieran hechas para ser oídas en un campo de fútbol: Hay un sonido de estadio. ¿Qué habéis aprendido de estar en un escenario de ese tamaño?

T.M: Es bastante surrealista, porque los conciertos pequeños que estamos haciendo, cuando volvemos a ellos, son muy humanos. Y cuando tocas en un estadio grande o lo que sea – un campo o festival – son momentos surrealistas. Hay mucho que asimilar. Supongo que aprendes a cómo reaccionar con el público mejor. Hemos tocado durante años, y para grandes audiencias también, pero nunca hemos perdido esa relación que hemos tenido con nuestra audiencia. Tanto si tocamos para 10 personas o para 10.000 o 100.000 o los que sean – mantenemos esa relación personal.

A.S: ¿Cómo mantenéis la continuidad entre tocar en un estadio enorme y luego en un sitio mediano y un club, y después en un lugar muy pequeño?

T.M: En el club anoche – Stubb’s BBQ [en Austin, Texas] – no se cuanta gente hubo. Pero está bien volver a shows más pequeños por el alma… tenemos un montón de alma, nuestros fans tienen un montón de alma, pero todo se reduce a las raíces: mantener las raíces presentes.

A.S: Mucha gente se fija en los elementos electrónicos de Kasabian, pero siempre ha habido ese elemento de la progresión de acordes y sensación cinemática de 1960. ¿Es apropiado decir que hay más de ese enfoque en Velociraptor!?

T.M: Creo que Serg compone lo que compone. Es decir, West Ryder… fue nuestro disco concepto. Íbamos a hacer nuestro disco loco y psicodélico, que es lo que fue, con todas esas locas canciones en él, el diseño gráfico, el vestuario de la foto de portada – todo lo que conlleva – y luego Velociraptor! fue volver a la normalidad, “volver a los orígenes” en cuanto a la composición. Buena composición, buenas canciones pop.

A.S: ¿Influencia de las canciones pop de los sesenta?

T.M: Sí, Escucho a The Pretty Things. Y cosas cinemátograficas también – Ennio Morricone – cosas así.

A.S: No quiero sacarte los colores, pero recientemente habéis sido proclamados la Mejor Banda Británica por NME. Estáis en vuestro tercer álbum número 1 consecutivo en UK. ¿Cómo lo interpretáis – cuando sois los reyes de festivales y listas en Europa, y luego en América tocáis en lugares mucho más pequeños?

T.M: Básicamente, creo que muchas bandas… sus egos serían, “Oh, que le jodan. No me molesto en hacerlo”… pero Days Are Forgotten suena en las radios de las universidades de USA. Así que pensamos “volvamos”. Y es muy guay, tío, porque en Nueva York tenemos 3.500 o 4.000 personas para las que tocar, lo cual es genial. Y cuando vienes a Texas y sitios así, es un poco menos de gente. Son como 700 o 1000 0 1200, ¡lo cual es genial! volveremos a nuestras raíces y será totalmente nuevo otra vez, porque hemos estado viviendo en una burbuja durante los últimos malditos nosecuantos años. Así que es genial, volver a esta sensación. Estas aventuras…

A.S: Así que con todas estas nuevas aventura, puedes decir a los fans; ¿Hay un nuevo álbum en el horizonte? ¿Puede que esté siendo compuesto en el bus del tour?

T.M: No, para nada [risas] Acabamos de empezar. Solo que… ¡Dios! [risas] Ni siquiera puedo pensar en el próximo álbum. Veremos… [risas]

Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *