Retrospectiva Velociraptor! III, la música electrónica siempre presente

Cerramos este especial navideño con la tercera parte de la retrospectiva de Velociraptor! A pesar de ser el disco más melódico, tras esos meses de gira, en Sergio Pizzorno despertó una pasión que estaba algo ‘dormida’: la música electrónica. Un estilo que marcará el cuarto álbum que está por llegar este 2014. Una nueva ventana se abre y Kasabian retornará a sus raíces en su quinto trabajo…

Siempre ha estado en nuestro manifiesto, siempre he estado muy cerca de la música electrónica, el primer instrumento musical que tuve fue un sampler. Crecimos con la escena rave de las Midlands era una fiesta exótica ilegal, siempre era muy excitante y eso es lo que me hizo abrir los oídos y pensar que eso era lo que quería hacer, pero entonces explotó el Brit Pop y me compré una guitarra.

Me han preguntado muchas veces en las entrevistas sobre las influencias que hay detrás de nuestra música y vuelvo a ello. Lo primero que tuve fue un sampler, pero entonces tuve la guitarra, aunque más tarde siempre regresaba al hip-hop y a la electrónica mientras seguía con el rock and roll, porque nadie antes había combinado estos tres géneros especialmente bien, sobre todo en directo. Es como si hubiese algo en cada género que lo hace especial que no entienden del todo , así que creo que, en esta gira, hemos sido capaces de combinar la euforia de estar en una rave o en club de música electrónica con la energía y la pasión del rock n’ roll y llevar esa unión al público y fuimos capaces de alguna manera, combinar las dos cosas y eso es lo que ha hecho tan especial nuestra última gira.

En Velociraptor! hay sólidas líneas de bajo y grandes coros. Siempre he sido fan de unir a la gente y busco una conexión emocional con ellos en el sentido de conseguir que todos canten como si fueran una sola voz, una de las cosas más increíbles que puedes hacer. Siempre ha sido eso. Kasabian como entidad busca unir a la gente. Darles una noche increíble y que no la olviden nunca, ese es nuestro fin.

 – Sergio Pizzorno.

Fuente: Kasabian Live!

Esta entrada fue publicada en Reportajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *