Ovary Stripe, Kasabian (2004) 8º aniversario

Ovary Stripe Kasabian (2004) 8º Anniversary

Ovary Stripe, la penúltima de las canciones de Kasabian (2004), es la única del álbum que es completamente instrumental -sin contar las dos intros Orange y Pinch Roller-. No por ello, deja de ser un tema espectacular, teniendo como máximo referente, una vez más, al gran Dj Shadow.

Compuesta por Sergio Pizzorno y Christopher Karloff, Ovary Stripe fue grabada en los Paradise Studios, en la granja de Rutland y, la versión de estudio, fue únicamente incluida en la versión del Reino Unido del álbum debut (no incluida en la versión norteamericana ni europea del disco). Es el único tema del disco con Mitch Glover a la batería, lo que significa que fue uno de los primeros en grabarse, ya que éste Mitch fue de los primeros baterías que anduvo por la vieja granja. El mayor de los hermanos Glover estuvo poco tiempo con Kasabian y fue sustituido, entre otros, por su hermano pequeño Ryan Glover, que participó en la grabación de dos temas de Kasabian (2004). No obstante, y curiosamente, Mitch Glover es el único batería, antes de la llegada de Ian Matthews, que fue inmortalizado en un videoclip de la banda: Club Foot (una historia que ya os contamos en la review del primer tema del álbum).

Sergio Pizzorno y Chris Karloff

Volviendo a la canción que nos ocupa, además de la del álbum, este tema tiene otras dos versiones: Ovary Stripe Sampler Version y Ovary Stripe Band Remix. La primera fue lanzada en un CD Promo, que no fue catalogado como Paradise y que se llamó así porque se añaden samplers con grabaciones de voz sobre el tema original. En éstos se oyen frases inconexas como ‘Come on in’ (Adelante) ‘It’s OK’ (Está bien), ‘Nobody is gonna be hurt, just come on in’ (Nadie va a hacerte daño, así que entra), ‘And I watch all this people in the street diying, the fight is being…’ (Y veo a toda esa gente yaciendo en la calle, la lucha está siendo…). Las teorías sobre el origen de la voz en esta grabación son varias, se especula que podría tratarse de George Bush, lo que tendría sentido, además de por el acento tejano, por los conflictos armados en Irak o Afganistan, ya que se habla de gente muerta en las calles. Otra de las teorías sostiene que podría tratarse de Charles Manson. También es posible: sabemos que la banda fue bautizada así por Linda Kasabian y la frase ‘Nadie va a hacerte daño, ven’ podría relacionarse con el asesino dirigiéndose a los miembros de su secta Helter Skelter (nacida por inspirarse en el famoso tema de The Beatles). La tercera hipótesis señala que son frases de una película, aunque no se especifica cual. Por su parte, la segunda variante, Ovary Stripe Band Remix, se trata de una versión instrumentalizada y no electrónica, que fue incluida como bside en el formato de vinilo del single de Processed Beats (Paradise 22). 

Ovary Stripe es un tema instrumental de atmósferas densas psicóticas y absorbentes. La influencia de DJ Shadow, también presente en otros temas de Kasabian (2004) como I.D, Running Battle o Test Transmission, es aún más notable en este tema, que bien podría pertenecer a los discos The Private Press o Preemptive Strike. Aunque es esencialmente electrónico, cuenta con punteos psicodélicos, la inclusión de teclados y una marcada línea de bajo ‘made in’ Kasabian a partir de la segunda mitad del tema.

En lo que a directos se refiere, esta canción sólo estuvo presente durante la gira del primer disco, para desaparecer para siempre del set list cuando se lanzó Empire. Precisamente, era la versión con instrumentos Band Remix la que se tocaban en los conciertos. Lo hacían casi como si de una jam se tratase, con Pizzorno metiendo efectos y samplers antes de la última parte de la canción, cuando marca el ritmo el bajo de Chris. Aunque carece de letra, en directo Meighan y Pizzorno aportaban vocals. Al principio, eran sólo gritos pero, pasado el tiempo, Tom incluía también dos frases: ‘I see the eyes, I say the heart’.

El título de la canción es una completa incógnita: Ovary Stripe, lo que en castellano se traduce como ‘Zona Ovárica‘. Un nombre extraño para ser compuesta por hombres que carecen precisamente de dichos órganos. Quizá sea una oda la mujer y aquello que ellos, como género opuesto, no pueden comprender. Pero esto no es más que nuestra interpretación. Lo que es indudable es que, Ovary Stripe es uno de los mejores temas de este álbum y que, como ocurre con DJ Shadow, tras ocho años no ha perdido ni un ápice de frescura.

Esta entrada fue publicada en Reportajes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *