Kasabian: Viviendo peligrosamente (Entrevista en Shorlist)

Kasabian: Viviendo peligrosamente (Entrevista en Shorlist)

Kasabian dio una entrevista para Shortlist (original en inglés aquí) recientemente de la cual os ofrecemos la traducción al castellano y donde, aparte de darnos algunos detalles de la escenografía de la próxima gira, de su música y de sus influencias, nos dejan ver lo que les diferencia del resto de bandas y les hace únicos.

“El legado que dejas es la música,” dice Serge Pizzorno, con sus miembros largiruchos cruzados bajo una mesa manchada de café. “Música increíble y conciertos fantásticos. Eso es.”

Mirar como van a recordarte las generaciones futuras puede parecer un poco dramático, por no decir sensiblero, para un músico de 30 años. Pero si hay una cosa que ShortList ha aprendido después de un día en compañía de Kasabian, es que no hacen el tonto con la consideración de su profesión. Es algo a tomar en serio. Y puede que sea hora de que se lo reconozcamos.

Incluso desde que Serge (el despreocupado guitarrista y compositor principal ), Tom Meighan (el frontman hiperactivo), Ian Matthews (el callado batería) and Chris Edwards (el incluso más callado bajista) aparecieron estrepitósamente en los escenarios en 2004 con su álbum de debut homónimo, han sido, no desfavorablemente, mirados como chicos provocadores haciéndolo bien. Adorables chicos bocazas de Leicester haciendo rock afable pero sin ambiciones que ha sido diseñado con precisión para banda sonora de los momentos principales del fútbol.

Pero esta imagen salpicada de gamberrismo necesita un replanteamiento. Estamos hablando con la banda mientras se preparan para lanzarse a la carretera para una gira colosal que ya ha agotado las entradas en The O2 in London y en el SECC de Glasgow (Nota de Kasabian Empire Spain – Y en el Brighton Centre de Brighton y el Capital FM Arena de Nottingham). Han ganado un Brit Award, sido nominados para el Mercury Prize, y su cuarto álbum Velociraptor! (el tercero en alcanzar el número uno) está acompañado de una constelación de favorables críticas de cuatro estrellas.

Además, han conseguido todo este clamor popular mientras saqueaban de las fuentes del  Krautrock, psicodelia, techno, mariachi al estilo de Ennio Morricone y otras influencias alegremente chifladas. Tal y como Serge dice arrastrando las palabras en un momento posterior del día, “Teniendo en cuenta en lo que estamos metidos, realmente no deberíamos ser tan grandes como somos. No deberías hacerte grande con un disco conceptual sobre la locura en el que sales vestido de cura en la portada”.

Son una anomalía alarmante. Más guays que Coldplay, pero no lo bastante para ser tan públicamente fríos como Arctic Monkeys. Su traje de rock se reinventa sin descanso y puede llenar estadios y hacer estremecer los escenarios de los festivales mientras complacen a los críticos. Esto es la prueba que nos da lugar a deambular por la sesión de fotos y la entrevista de hoy, decididos a tomarnos en serio a la banda. A mirar al talento experimental detrás de los grandes titulares.

Así que nuestros planes se desbaratan en parte cuando Tom interrumpe nuestra primera charla para quitarse los pantalones. “Perdona, colega,” dice, interrumpiendo nuestra conversación sobre las influencias de la banda para levantarse y soltar la hebilla del cinturón de sus ajustadísimos vaqueros negros. “A veces aprieta un poco aquí abajo,” se ríe, dejando abierta la bragueta mientras sus compañeros del grupo le miran y se ríen. Música, tumulto y el auténtico horror de las ropas de estrella del rock peligrosamente ajustadas. No es exactamente lo que teníamos en mente. Pero, como pronto descubrimos, es una instantánea bastante buena de un día con la banda más grande del Reino Unido.

ESTO NO ES SPINAL TAP

Esta gira que va a sucederse, que se desarrolla por los escenarios de UK  antes de extenderse a Japón y Australia el próximo año, es el testimonio de lo grande que es ahora la banda. Y tienen grandes planes para los escenarios, como es debido.

“Va a ser monumental, totalmente jodidamente fantástico” sonríe abiertamente Serge, con su modestia característica. “Tenemos el set perfecto, el orden de canciones perfecto y es un show eufórico, futurístico.”Kasabian Shortlist 2

Entonces, ¿tienen fuegos artificiales o naves espaciales voladoras al estilo de Muse planeados?

“Haremos algo que queda guay,” dice Tom, metiéndose en la conversación. “Pero no salir de un jodido huevo, ni nada del estilo.”

No queremos que se convierta en Spinal Tap,” concuerda Serge. “Pero si haces esos grandes conciertos, tienes que hacer algo diferente o no tiene sentido. Puede hacerse sin parecer los malditos Kiss. Vamos a hacer algo que no se ha hecho nunca antes, donde el público controla las luces. Así que en determinadas canciones, cuanto más ruidosos sean y a más energía  pongan, más locas se pondrán las luces. Así que el concierto cambiará cada noche dependiendo de la reacción del público. Es increíble.”

Que nadie espere que las inevitables escenas de lanzamiento de cerveza frente al escenario se copien tras él. Tom y Serge insisten ambos en que que no están machacando sus hígados con exceso de bebida, dejando claro que sus días de fiestas más salvajes quedaron atrás.

“Hemos aprendido a escoger nuestras guerras,” dice Serge con una sonrisa. “Con el primer disco no te importa una mierda. Ni siquiera piensas en que vayas a hacer otro, así que sólo aprovechas a tope. Ahora ya sabes que noches se puede hacer”.

Estamos en una banda de rock’n’roll, así que vamos a salir de fiesta de vez en cuando. Pero tienes que ser bueno en ambas cosas. Si te tomas algo, nunca puedes joderla. Ví una entrevista con Jack Nicholson  y él estaba como, ‘Lo pasé bien, pero nunca llegué tarde ni falté al trabajo. Es lo que me enorgullece.’ Me decepciono con eso. No puede darme la gana de estar fuera de fiesta cinco días. Mientras tú estás de resaca, yo estaré trabajando en el estudio, hijoputa. Es así como funciono”.

Tom asiente dándole la razón y admite que ha adoptado las noches tempranas y los calentamientos vocales para mejorar su modo de cantar . ¿Un trabajo ético que elude el alcohol? ¿Defender abiertamiente la importancia del las técnicas de trabajo de las cuerdas vocales? Nunca habrías pillado a Oasis diciendo nada de eso.

HEREDEROS DEL TRONO

Los espectros en pasamontañas de sus antepasados de Manchester amenazan largamente a Kasabian. No es sólo que esté en el aire que son los herederos naturales del vacante trono del rock británico, es que además son amigos y colaboradores de los dos beligerantes hermanos Gallagher ¿Sienten que han cogido el lugar de Oasis?

Kasabian Shortlist 3“Quizás tengamos su mismo espíritu, pero somos una banda diferente,” dice Tom. “Fueron únicos en su especie. Un fenómeno”.

Serge es incluso más firme en su rechazo. “No somos como ellos en nada,” dice. “Es un honor [que nos comparen con ellos], porque Noel y Liam son la causa de que estemos aquí, pero musicalmente no nos parecemos en nada”. Esto puede ser extendido para algunas cosas — las bandas comparten fans claramente y ambos realizaron un memorable doble concierto en el Wembley Stadium en 2009. De hecho, Noel Gallagher reveló recientmente a  ShortList que él se hubiera unido a Kasabian en una décima de segundo si se lo hubiesen pedido. ¿Lo habrían hecho?

Nah, él hubiese mandado demasiado en todo,” ríe Tom. “En serio, creo, eso habría sido jodidamente brillante, pero él ya tiene sus propias cosas en marcha”. “Sería increíble,” añade Serge. “Somos buenos colegas, así que no tendríamos problemas para sacarle a relucir.” La llegada de Noel al autobús de Kasabian realmente trae una atmósfera diferente. Serge, Tom, Chris y Ian son visiblemente cercanos. Hacen el tonto entre los escenarios para las fotos, tomándose el pelo mútuamente sobre partes del vestuario totalmente negro de hoy y, en el caso de Tom, tocando mímicamente la guitarra con rabia al ritmo del rock de los cincuenta que brama de los diminutos altavoces del estudio. ¿Han tenido alguna vez alguna pelea al estilo de los Gallagher?

Nos hemos dado de puñetazos alguna vez,” admite Tom. “Incluso ha habido sangre, pero estamos realmente unidos. Estamos juntos desde que teníamos 17.” Serge — quien rechazó el tristemente célebre acercamiento de Kate Moss en los primeros días de la banda — también cree que el hecho de que todos estén establecidos fuera de Londres (todos viven en Leicester, excepto Ian, que es de Bristol) los ayuda a mantenerse con los pies en la tierra y fuera de los tabloides.

“Vivir en Leicester, a cinco minutos de mi madre y mi padre, y a cinco minutos de mis amigos con los que crecí, es donde quiero estar” dice. “No quiero estar jodido en un piso deprimente”. Así que no es probable que encuentres a Serge y a Tom retozando fuera del Whisky Mist con una modelo glamurosa en cada brazo.

Ahora hay una sequía de rock’n’roll , así que estoy feliz de estar aquí,” dice Tom. “A la gente le da miedo hacer discos que suenen bien en la radio.” No va a meterse con otras bandas como acostumbraba (“Éramos unos pequeños cabrones bocazas cuando empezamos,” ríe) pero se desespera con la música de calidad inferior por ahí, describe The X Factor como un “vil, jodido caballo muerto” y tílda a Simon Cowell de “el diablo de la música”.

Serge es igualmente cáustico sobre el escenario musical actual. “Hemos sido invadidos por el pop y odio esa jodida actitud indie,” escupe. “La vida es demasiado corta para que te importe una mierda. No soy religioso, no creo que haya nada después de esto, así que estoy aquí para pasármelo bien y es la única oportunidad que tengo. Así que déjame el jodido abrigo de piel y vamos a darle caña. Un gilipollas ‘Oh, no me gusta’. ¿Pero a quien le importa?”.

FÚTBOL Y BELLAS ARTES

Mortificarse con lo que la gente piensa de ti está deliberadamente ausente del manifiesto de Kasabian. Cuando, en relación al reciente cover de la banda de Lana Del Rey, preguntamos a Serge si ocasionalmente mira twitter para las críticas, parece genuínamente perplejo.Kasabian Shortlist 4

“Los cojones,” resopla. “¿Para que quieres ponerte en los pantalones de alguien, que obviamente te odia, y que te llama hijo de puta? Tienes que estar chiflado para hacer eso. También podrías irte a una mazmorra y hacer que te fustiguen”.

Ambos son inflexibles en que no tienen nada que demostrar a los detractores del “lad rock”. De hecho, en la ridículamente breve pausa entre el final de su última gira y la grabación del nuevo álbum , formaron parte de diferentes proyectos.

Serge escribió la música para el futuro show de su amigo Noel Fielding,  Luxury Comedy,  del canal E4 (“El trabajo de un total genio” sonríe abiertamente) y para la película de gansters inglesa London Boulevard. Mientras que Tom dio el paso delante de las cámaras para aparecer conjuntamente con Stephen Graham y Sean Pertwee en el piloto de la serie de luchadores de los setenta Walk Like A Panther. ¿Le apetecería dedicarse a actuar a tiempo completo?

“Quizás,”  dice,  sopesándolo. “Simplemente me dio algo que hacer en enero — un poco como válvula de escape. Se ha grabado y hemos hecho un piloto, así que veremos lo que pasa [con la serie]. Hago de un guarda de seguridad con problemas nerviosos.”

Un trabajo extracurricular del que ambos tomaron parte fue un anuncio de pretemporada de Sky Sports en el que se les vio jugar contra un equipo de expertos. “Raro pero divertido,” dice Tom. “Ellos se lo tomaron bastante en serio, pero fueron tíos majos. Y choqué con Gary Neville unas cuantas veces,” añade orgulloso.

Serge, quien fue un muy hábil jugador en los juveniles del Nottingham Forest (“Hubiese odiado ser futbolista. No pueden salirse con la suya en nada”) disfruto de la parte surrealista. “Sólo pensaba, ¿imaginas si habrías visto a Pink Floyd haciendo algo de esto? Te habría flipado.”

Pero es hasta ahí donde llevan su relación con el fútbol. No esperéis que escriban el single de Inglaterra para el Campeonato de Europa de 2012. “Three Lions nunca será superado, así que no tiene sentido,” razona Serge. “Nos lo han pedido unas cuantas veces, pero no es para nosotros. La única manera de que lo hiciésemos sería poder hacerlo sin letras y puramente tecno. Pero nunca nos lo permitirían.”

Son esas yuxtaposiciones y extrañas fijaciones las que colocan a la banda aparte de sus predecesores tales como Oasis, y caracterizan la accesible pero rara naturaleza de su sonido. Por causa de su admiración a Star Wars, Tom, según se informa, se gastó 8000 libras en modelos a tamaño natural para su casa, y fue su amor a los dinosaurios lo que le dió nombre al último álbum y a la canción que le da título. Y aún todavía tiene más variedad de influencias intrigantes.

Life On MarsET…”  dice, tamborileando en la mesa excitadamente. “¿Qué más? Me quedo dormido con un CD de sonidos de lluvia. Es raro, ¿no? Lo encuentro bastante terapéutico. Hay tormentas tropicales y todo eso. Hip-hop — NWA, KRS-One — Estoy influenciado por ello. Hay un elemento de MCing en [El primer single de Velociraptor!’] Days Are Forgotten.”

“Los primeros discos de Yoko Ono tenían ese horrible tipo de grito de bruja que siempre se me clavó,” dice Serge, uniéndose con sus propias piedras de toque creativas. “Hay algo relamente poderoso en ello. Vi Enter The Void de Gaspar Noé el otro día y es jodidamente loca, pero entonces vi Toy Story 3 hace poco y también me dejó sin palabras. Estoy abierto a todo y no desecho nada. Te puede gustar el fútbol y el jodido Salvador Dali. Hay tanto ahí fuera que es tan increíble, y sólo tienes que abrir los ojos hacia ello.”

Y eso es lo que son. Excéntricos que llenan los estadios. Fans del Leicester City que aprecian el arte surrealista. Y petulantes rockeros locamente comprometidos con el trabajo ético. Con todo en su sitio, no creemos que Serge debería de pasar mucho tiempo preocupándose por su legado.

Comenta esta entrevista de Kasabian y encuentra otras más, como siempre, en Kasabian Empire Spain, tu foro sobre Kasabian en español.

Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Reportajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.