Kasabian @LowCostFestival: ‘tenemos negocios pendientes aquí’

Por fin Kasabian pisó la Península Ibérica con la gira de Velociraptor! Los de Leicester cerraban el line up del tercer día del Low Cost Festival y, como ya han publicado en numerosos medios, el concierto fue memorable y el mejor que se pudo ver en esta edición del festival levantino. Nosotros estuvimos allí, como muchos de vosotros, y demostramos que The Spanish Movement está muy vivo. ‘Spain, we’ve got some business here‘ dijo Tom Meighan poco antes de acabar el concierto. Sí, los tenéis y nosotros os esperamos con los brazos abiertos. Esta es nuestra crónica, en la que ha colaborado el Spanish Movement con vídeos y fotos. Get loose, get loose!

Sonaban las últimas notas de Starman del gran David Bowie cuando las luces se apagaron y Ben Kealey subió al escenario para dar comienzo al mejor concierto, hasta la fecha, de Kasabian en España. La intro habitual, con Ben a los teclados, sonaba cuando Ian Matthews, Jay Meller, Chris Edwards, Sergio Pizzorno y Tom Meighan entraban en escena con la mirada puesta en el horizonte del mar formado por las miles de personas que esperaban expectantes. Comenzaron las primeras notas de Days Are Forgotten y el público rugió.

Nos quedaba hora y media larga de botar hasta perder la noción del tiempo. Siguió Shoot The Runner, con la que todos nos volvimos literalmente locos: 18.000 personas botando dejaron a Meighan con los ojos como platos, que se dirigió a Pizzorno levantando el pulgar mientras asentía y decía: ‘Woooow!‘. El mítico tema de Empire fue el único del que pudimos disfrutar de ese disco, y fue, sin duda, una de las mejores canciones del directo, con un Meighan saltando como el que más y emocionándose ‘in crescendo’. Siguieron con la ya perenne Velociraptor! y el mítico Underdog, con el que Sergio Pizzorno se marcó un rap en los últimos compases. Cuatro canciones y la gente ya estaba literalmente sin aliento.

Tras Where Did All The Love Go, siempre perfecta en directo, Kasabian nos dió el primer regalito de la noche: mientras que habitualmente se han tocado en la intro de Let’s Roll Just Like We Used To la canción de El Padrino, para el concierto en el Low Cost escogieron el tema principal de E.T, el Exterrestrecon Tom Meighan, muy fan de la película como sabemos, señalando al cielo mientras se nos ponían a todos los pelos de punta con la canción de John Williams interpretado por Gary Allesbrook a la trompeta. Así, comenzó Let’s Roll y el público dando palmas y coreando este magnífico tema que, por fin, ha comenzado a formar parte del set list. Ya era hora, porque sin duda, en directo gana muchísimo.

Las luces bajaron y llegó la psicodelia de la mano de I.D, con la intro de este maravilloso tema del primer disco y una luz verde acompañada con el punteo sideral de Pizzorno. Increible y sin palabras, este tema nunca debería faltar en un set list. Take Aim venía con otra de las novedades del verano; novedad que, por cierto, se estrenó en España, en el Mallorca Rocks hace unas semanas. Al terminar este tema, que han conseguido mejorar muchísimo a la versión de estudio gracias al piano de Ben Kealey y una batería espectacular firmada por Ian, sin olvidarnos de la voz de Sergio Pizzorno, el piano de Kealey se mantenía en solitario enlazando las últimas notas de Take Aim con una outro que cambió el olor de aire y nos transportó lejos, muy lejos. ‘Change your heart, look around you, change your heart, it will astound you, I need your lovin’, like the sunshine… Everybody’s got to learn sometimes. Teníamos la sensación de que el tiempo se había parado mientras Pizzorno con su voz rasgada y sus aires de chaman nos hacía entrar en trance con esta versión de The Korgis que, a su vez, Beck versionó para convertirse en el tema principal de la película Eternal Sunshine Of The Spotless Mind.

Kasabian – Everybody’s Gotta Learn Sometimes (outro Take Aim) from Kasabian Empire Spain on Vimeo.

Sin tiempo de recuperarnos de aquello, Tom Meighan saltaba del nuevo al escenario con las primeras notas de Club Foot. Simplemente eléctrico, todas las gargantas del Low Cost coreando el estribillo y los chicos de Kasabian cada vez más entusiasmados con la respuesta del público. Se lo estaban pasando bomba, nosotros también. Re-Wired y, de nuevo, un poco más de cine para el menú: Fast Fuse con la outro de Misirlou, el conocido tema de Pulp Fiction. Mientras Meighan se volvía literalmente loco y cogía las maracas, Sergio llamó a Dave White, el roadie encargado de poner a punto la guitarra de Jay y el bajo de Chris, y dejó que rasgara él la guitarra para sorpresa de todos los allí presentes. No es la primera vez que Dave se sube al escenario, en Atlanta lo hizo para sustituir a Chris, que tuvo que ausentarse por problemas personales y tocó el bajo durante toda la actuación. Goobye Kiss nos dió un poco de aliento y llegó el momento que todos estábamos esperando: Lost Souls Forever (L.S.F).

Una buena parte de los kasabians lowers ya tenían preparados sus globos para L.S.F, los cuales repartimos para lanzarlos al comienzo del segundo estribillo. Y así lo hicimos. No obstante, muchos acabaron en el foso y los tan ‘amables’ encargados de seguridad no los devolvieron. Una pena, porque hubiese sido increíble que todos esos globos rojos y negros hubieran ‘bailado’ encima de las cabezas de todo el mundo. A propósito de esto, hacemos un alto para comentar que la gente de seguridad ahogó bastante la fiesta. Una chica tenía un cocodrilo hichable en el que había escrito Velociraptor que se hubiese paseado por todo el mar de cabezas manteado si no se lo hubieran quitado. Así, la fiesta que se montó con Kasabian podía haber sido aún más divertida, una pena. No obstante, Sergio contribuyó a hacer de L.S.F un momento especial cuando pidió al publico que subieran a la gente a los hombros: ‘Somos muchos aquí, venga, quiero ver a gente subida en los hombros de los otros’. Y por supuesto, la gente respondió mientras coreaba todo el público el ‘laaaaalalalalaaaaaaaa’ que tanto caracteriza los directos de Kasabian. Sí, ese estribillo que la gente sigue cantando cuando se va a su casa, al finalizar el concierto.

Tras marcharse para el encore, uno de los roadies, el más mayor, comenzó a afinar la guitarra de Pizzorno mientras todo el público le coreaba: ‘¡Tócate algo!’. Ya lo había hecho Dave, ¿no? Y empezó el bis. Nunca hay novedades en el encore de Kasabian y la razón es  obvia: es tan bestia que, ¿para qué cambiar? Switchblade Smiles, Vlad The Impaler y Fire para cerrar. Perfecto. Vlad The Impaler, como siempre, acabó con todo el público, hasta la última fila, botando hasta el resuello.

Siempre emotiva Fire, los chicos nos hicieron sentarnos en el ‘reprise’: algo que llevan haciendo siempre desde el concierto del 14 de diciembre en el O2 Arena y que, obviamente, funciona. Para terminar, con la banda ya fuera del escenario, Tom Meighan se cantó a capella She Loves You de The Beatles. Así se cerraba una noche mítica y un concierto memorable.

Si bien se echaron de menos canciones como Empire o Thick As Thieves, lo cierto es que en este concierto, Kasabian se sintieron, por primera vez en España, como en su casa. Se notó en su actitud, se notó en su reacción ante el público y en cómo se entregaron para ofrecer un espectáculo de ese calibre. Sí, los asuntos pendientes que dijo Meighan se refieren, entre otras cosas, a contar con fechas de gira y no de festival en España. Desde 2007 en La Riviera, Kasabian no ha visitado España como es debido. Estamos seguros que después del domingo 29 de julio, las cosas cambiarán porque, como bien ha dicho una chica en un tweet ‘Hay un antes y un después del concierto de Kasabian en el Low Cost 2012‘.

Para más fotos, vídeos y crónicas visita Kasabian Empire Spain, tu foro de Kasabian en español.

Agradecimientos a @ymmxt por el vídeo de She loves you, a @AlbertStorm por el vídeo de Vlad The Impaler, a  por el vídeo de Let’s Roll Just Like We Used To y al Low Cost Festival por la foto de Tom Meighan.
Esta entrada fue publicada en Reportajes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Kasabian @LowCostFestival: ‘tenemos negocios pendientes aquí’

  1. Mara dijo:

    Una crónica muy muy buena 😉
    Yo estuve allí con una amiga, en tercera fila, entre Jay y Pizzorno y la verdad es que fue una pasada… como se puede ver en los vídeos, y como habéis comentado fue una fiesta interminable. Desde el minuto 0 hasta el último de concierto con una sonrisa en la cara, saltando, bailando con Fast Fuse a lo Pulp Fiction, y gritando hasta quedarme sin voz coreando todas y cada una de las canciones. Llevo 6 años siguiéndoles, desde que publicaron Empire y los descubrí, y hasta el Low no había podido verlos en directo y ha sido una gozada.
    Igual que vosotros espero que vengan a sala para el próximo disco, porque me encantaría verles así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *